TEREYESO

El uso más importante del yeso es el
que se hace en la construcción: sin embargo,
también se aplica como enmienda de
suelos agrícolas. En todo el mundo se utiliza
como fuente de calcio y azufre en suelos
pobres de estos nutrimentos, que en Chile
corresponden a suelos del sur. Del mismo
modo, se aplica como enmienda en suelos
sódicos (alcalinos): aquellos que tienen
altas cantidades de sodio, en comparación
a los contenidos de calcio y magnesio
presentes. Este tipo de suelo se da
fundamentalmente en toda la Costa Peruana.

El yeso técnicamente llamado Sulfato de Calcio y
normalmente bajo la fórmula de sulfato de
calcio más agua (CaSO4 + 2H2O), se encuentra alrededor
de todo el mundo en depósitos sedimentarios que
estuvieron expuestos durante mucho tiempo a una
intensa radiación, por lo que han sufrido una alta
evaporación. También, se forma constantemente en
aquellos suelos regados con aguas que traen
grandes cantidades de calcio y sulfato. Asimismo,
puede ser un producto sintético, resultante de la
fabricación de ácido fosfórico o superfosfatos..

MEJORA SUELOS CON PROBLEMAS
DE INFILTRACIÒN DE AGUA

 

 

El yeso sirve para ser aplicado en suelos
que presentan altas cantidades de sodio y
mejora las propiedades físicas de ellos. Por eso
se dice que es una enmienda. En la práctica, el

mejoramiento de las condiciones
fisicoquímicas de los suelos se refleja
en un mayor crecimiento y desarrollo de los cultivos.

PROBLEMAS POR ALTOS CONTENIDOS DE SODIO

 

Los suelos poseen una propiedad química denominada complejo de intercambio: varios elementos que compiten entre sí por una posición. Entre éstos se encuentran principalmente cationes (elementos con carga positiva) como calcio, magnesio, sodio y potasio. Generalmente, el calcio y
el magnesio son los cationes más comunes en el intercambio químico del suelo.
Sin embargo, si se comienza a aumentar la cantidad de sodio presente en el medio (en la solución del suelo), llegará un instante en que los sitios de intercambio comenzarán a ser completados por el sodio. Este último origina que los agregados del suelo comiencen un proceso de quiebre o separación, haciendo que el suelo pierda su estructura. Esto determina un suelo disperso. Es decir, los agregados del suelo, comiencen un proceso de quiebre o separación, haciendo que el suelo pierda su estructura. Esto determina un suelo disperso. Es decir, los agregados (terrones) son desintegrados gradualmente, tapando los poros del suelo, provocando naturalmente, problemas de aireación e infiltración del agua en el suelo.

TERESOPOLIS

Inicia actividades en 1998, siendo en la actualidad una importante empresa proveedora de insumos para el sector agrícola. Hemos tenido un sostenido crecimiento, habiendo logrado posicionarnos con nuestra marca CALMAX.